Jueves, 09 Septiembre 2021 12:44

La razón por la cual millones de seguidores se perderán el regreso de Cristiano Ronaldo al Manchester United

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Mientras el mundo del fútbol se mantiene ocupado con el remanente de la primera fecha FIFA de la temporada; muchos hinchas ya esperan ansiosos el fin de semana en el que la Premier League se prepara para lo que podría ser el regreso de Cristiano Ronaldo al Manchester United.

Tras casi una década después de su partida, Cristiano está de vuelta y es elegible para hacer su segundo debut vistiendo la camiseta del United, que se prepara para enfrentarse este sábado al Newcastle en su cancha de Old Trafford.

Poco después de convertirse en el máximo goleador histórico del fútbol de selecciones masculino el pasado miércoles, Ronaldo abandonó la concentración del combinado de Portugal para volar este viernes al Reino Unido. Tras someterse a su periodo obligatorio de cuarentena por cinco días, el astro luso causó conmoción en el complejo del entrenamiento del United en Carrington donde solo tendrá tiempo de efectuar un par de sesiones de entrenamiento con su nuevo/antiguo club antes de disputar su próximo encuentro.

Sin embargo, varias fuentes han informado al periodista de ESPN Rob Dawson que el United mantiene esperanzas de que el artillero de 36 años estará en plena condición física y listo para jugar al menos una parte del cotejo, a pesar de haber completado su transferencia desde la Juventus hace apenas ocho días.

La mala noticia para los seguidores del fútbol en el Reino Unido es que el partido contra el Newcastle no será transmitido en vivo en la televisión de ese país, negándole a millones de hinchas la oportunidad de verle jugar vistiendo la camiseta número 7 del United por primera vez desde 2009.

Los partidos que las televisoras británicas emitirán en directo fueron elegidos hace varias semanas. Por ende, ya es demasiado tarde para reprogramar la hora de inicio del encuentro Manchester United-Newcastle, prevista para las 3 p.m. Esto significa que el partido no podrá ser transmitido en vivo en el Reino Unido debido a una norma que se ha mantenido vigente en dicho país por más de 40 años, conocida como “bloqueo de las 3 p.m.”

La norma indica que ningún encuentro futbolístico de ningún tipo, bien sea de la Premier League, Championship o incluso hasta Bundesliga o LaLiga, pueden ser emitidos en directo en la televisión británica los sábados entre 2:45 p.m. y 5:15 p.m. Dicha regla excluía en un principio la final de FA Cup; sin embargo, el encuentro decisivo y escenificado en Wrigley comienza a las 5:15 p.m. desde su edición 2012.

La regla se mantiene vigente desde la década de 1960, cuando fue propuesta originalmente por el presidente del Burnley Bob Lord, quien alegó que la emisión televisiva de los partidos tradicionalmente escenificados los sábados a las 3 p.m. afectaría negativamente la taquilla en toda la pirámide del balompié inglés, desde la primera división profesional hasta los cotejos aficionados disputados fuera de liga. Los partidos de fútbol han sido emitidos en la televisión británica desde 1938, aunque la transmisión de encuentros en vivo no se convirtió en elemento fijo de la programación hasta finales de la década de 1950 y principios de los 60.

Lord se mantuvo firme en su posición, indicando que la emisión de encuentros futbolísticos en televisión a las 3 p.m. “dañaría y perjudicaría” la asistencia a los estadios, motivando a los seguidores a quedarse en casa y ver partidos allí. El presidente del Burnley incluso llegó al extremo de prohibir el ingreso de las cámaras de la BBC para la transmisión de partidos en vivo en Turf Moor durante cinco años para evitar que ello sucediera. Lord, ferviente opositor al fútbol televisado en general, convenció poco a poco a sus colegas presidentes de la entonces denominada Football League que la transmisión de encuentros a las 3 p.m. disminuiría sus preciadoss ingresos por boletería y, como es obvio, la medida fue adoptada poco después en todo el país. La regla se mantiene en vigor desde entonces y es la razón por la cual el último día de la temporada de Premier League siempre se programa en domingo, permitiendo así que la totalidad de los 10 partidos se escenifiquen simultáneamente a las 3 p.m.

La prohibición de transmitir partidos de fútbol en las tardes sabatinas fue suspendida el año pasado como parte del “Project Restart” de la Premier League para permitir que los hinchas, a quienes se les prohibió el ingreso a los estadios debido a la pandemia del COVID-19, pudieran presenciar los encuentros disputados a puerta cerrada. Desde entonces, la norma fue restablecida para la temporada 2021-22 tras permitirse el retorno de los seguidores a los partidos.

A pesar de que la norma permite toda cobertura radial, esta se extiende a todos los partidos de ligas extranjeras emitidos en directo por televisión en el Reino Unido. Eso implica que muchos canales se ven obligados a iniciar la cobertura de algunos partidos escenificados en España e Italia (por ejemplo) después de la conclusión del primer tiempo.

Lo que comenzó siendo un acuerdo entre presidentes de la Football League en los años ’60 ahora es parte efectiva de las reglas de la UEFA. El artículo 48 de los estatutos del ente regulador del fútbol europeo indica que cualquier asociación miembro puede establecer un espacio de dos horas y media en sábados o domingos en los cuales se prohíbe la transmisión de cotejos futbolísticos por televisión.

La regla se mantiene en vigencia en Inglaterra, no con la intención de proteger la recaudación taquillera en la Premier League, sino para preservarla en el resto de los niveles de la pirámide del fútbol inglés, que es el sistema de ligas en Europa con mayores cifras de asistencia a los encuentros.

Asimismo, esta norma no es necesaria para disuadir a un abonado de un equipo de categorías más bajas de que asista al encuentro del club de sus amores, en vez de quedarse a presenciar un fastuoso partido de Premier League por televisión. La intención es animar a los hinchas casuales a que mantengan las cifras de asistencia a los estadios de clubes más pequeños, aportando así una muy necesaria afluencia de público e ingresos por boletería.

Muchos de estos clubes de categorías menores dependen fuertemente de estos ingresos generados los sábados a las 3 p.m. para seguir existiendo.

Por supuesto que no hay una forma certera de conocer si la anulación de la norma perjudicaría sustancialmente la asistencia a los estadios y recaudación de ingresos, causando que se desmorone toda la pirámide del fútbol sin hacerlo. Es probable que los hinchas prefieran seguir desafiando los fuertes vientos y torrenciales aguaceros mientras ven en persona a sus clubes locales a las 3 p.m. de los sábados, a pesar de la emisión de un partido de Premier League por televisión. Sin embargo, el riesgo de que la pirámide colapse desde sus cimientos sigue siendo muy alto.

Se podrían preguntar por qué otras grandes ligas de Europa y en todo el mundo no tienen normas similares en pie. Esto se debe, dicho en pocas palabras, a que ninguno de estos circuitos siente el mismo nivel de reverencia a una hora específica de inicio de partidos como lo tiene el balompié inglés y británico a los sábados a las 3 p.m. De hecho, debido a la gran dispersión de horarios en otros grandes circuitos tales como LaLiga (España), Bundesliga (Alemania) y Serie A (Italia), dichas ligas ni siquiera califican para imponer una prohibición a las transmisiones televisivas en un horario particular.

Según los estatutos de la UEFA, el 50% de los partidos en las dos divisiones más altas deben iniciarse simultáneamente si se desea imponer una prohibición de transmisiones televisivas durante 2.5 horas. Este es el caso en Inglaterra y Escocia (73% y 90%, respectivamente); mientras que en Alemania la cifra no supera el 28%. En Italia es apenas del 15% y en España no hay partidos de LaLiga con inicios simultáneos para evitar la congestión.

Esta hora de inicio de partidos sabatinos a las 3 p.m. forma parte de la idiosincrasia del balompié inglés desde el Siglo XIX, cuando la tradicional clase trabajadora del país dejaría las fábricas tras cumplir con su turno matinal para dirigirse directamente a las canchas de fútbol. La realidad de la situación es que ninguna otra liga lo hace de la misma forma.

Pues ahí lo tienen: la razón por la cual los hinchas locales del Manchester United no podrán ver el regreso de Cristiano Ronaldo a la Premier League se debe a una norma que tiene sus raíces en los mismos inicios del fútbol de ligas en Inglaterra, y que se mantiene vigente con la intención de proteger su futuro.

Visto 48 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.